Nací en la ciudad de Quito y estudié la educación primaria en Manta. En esa época era un pueblo pequeño, pero lleno de aventura y pesca junto al mar. Soy ecologista, músico y escribo poesía. Amo la vida y me gusta mucho viajar. Ya que así puedo aprender de otras las culturas. Practico yoga y meditación. Escribo en este blog desde el año 2015.

 

Si bien es cierto que antes, hace algunos años, los expendedores de gas doméstico, pitaban a cualquier hora en sus camiones, los que expenden el gas a domicilio, ahora desde muy temprano en la mañana, nos molestan, con su repetitiva canción, que más parece creado para producir ruido y poner de mal genio a las personas, y que no tiene ningún estilo musical definido.  Cuando ellos pasan desde las 6 de la mañana en un día Sábado, sin respetar el sueño de las personas, da ganas de salir a decirles que bajen un poco el volumen de sus bocinas.

 

Parece que el Municipio de Quito no hace nada para controlar la contaminación por ruido y no les pone horarios a estos comerciantes, para que puedan salir a anunciar su producto a horas adecuadas.  Podrían por ejemplo, variar el horario, para circular con esta bulla, por lo menos pasadas las 8 de la mañana, que ya es una hora en la que casi todos estamos despiertos.  El Alcalde de Quito no ha hecho nada por mejorar estos parámetros de ruido, que en otras ciudades del mundo ya han sido controladas más eficientemente.

 

El respeto a las otras personas es un  elemento fundamental en la convivencia de los pueblos, pero en nuestro Ecuador no se practica esta premisa y siempre el que más hace bulla, es el más valorado.  Al igual que en las ventas callejeras de frutas y de la gente que limpia parabrisas en los semáforos, no tienen mayor control.  Esto da a nuestra ciudad un aspecto de inseguridad y desorden.

 

No es cierto que nuestra ciudad ya está libres de personas que piden limosna.  Ahora muchos de ellos son de Venezuela, Cuba o  Jamaica, que se han sumado a los ecuatorianos que ya realizaban esta actividad.  Las ventas ambulantes continúan con más intensidad en cada semáforo, la oferta de refrescos, helados y otros alimentos en cada esquina no ha parado.

 

En los últimos meses del año,  en que los que el ritmo de la ciudad crece, el comercio en general y las ventas callejeras se multiplican.  En esta época, las ventas navideñas comienzan y el tránsito de la ciudad se incrementa y es la mejor época,  para que florezcan las ventas ambulantes y que se multiplique el ruido en las principales calles de la ciudad.

A principio del mes de Septiembre está pronosticado el paso de un huracán llamado Dorian, por la costa este de Florida.  Este devastador huracán de grado 5, se quedó sobre las Islas Bahamas un largo tiempo y devastó toda la isla.  Y después de arrasar lo que estuvo a su paso, salió con dirección a la Florida disminuyendo su intensidad a grado 2 y ahora pasa rozando las ciudades de Florida.  pero luego seguirá su curso hacia Orlando y Las Carolinas.  No sabemos todavía el daño que podría causar en estas poblaciones de Estados Unidos.  Están cerrados ahora algunos de los Aeropuertos, como los de Fort Lauderdale, Palm Beach y Orlando.  Justamente mi esposa viaja mañana a Miami para luego viajar desde allí a Turquía.

En nuestra vida pasan muchas veces suceden pequeñas o grandes tormentas, que podrían convertirse repentinamente en un huracán.  Me pregunto quién les pone el nombre a estos fenómenos naturales.  Uno no sabe si una de esas tormentas, pueden sacudir fuertemente nuestra vida, hasta destruir nuestros cimientos. Es solamente la casualidad de estar en el momento inadecuado y dejar acumular tantas cosas, para que los vientos nos sacudan fuertemente.  No sirve de nada preparar un refugio o un lugar protegido en nuestro interior.  Es cierto que bnos sirve de mucha ayuda orar y meditar para tratar de mantener la calma.  Ya que muchas veces una tempestad se puede convertir en un huracán, y se puede llevar todo lo que hemos construido durante muchos años.

Cuando se entra en un torbellino en la relación, ya no se mira a la otra persona como la que antes era.  En vez de valorar los detalles y las virtudes del otro, muchas veces nos enfocamos en ver solamente los defectos y se pierde mutuamente la confianza y esto va poco a poco terminando con la relación.

Es en esos momentos es cuando es necesario una tregua.  Un espacio individual, para poder respirar y mirar el mundo más tranquilamente desde otra perspectiva, cuando necesitamos realizar un viaje interior un viaje a otras tierras lejanas, para poder reinventarnos, apreciando que existen muchos otros mundos.  Solamente así se puede recuperar nuestra vida, la que ha sido afectada, por causa de la tormenta.  Así tenemos la esperanza de volver a ver la luz del sol brillar y apreciar un arco iris de este nuevo amanecer.  Aprender a vivir y a disfrutar en soledad para ser feliz con uno mismo es la clave.  Es bueno tener estos días glaciales, porque lo que es muy seguro, es que siempre habrán mejores días después de una gran tormenta.

A veces mi cielo, te siento tan distante,

En cada anochecer que tu estás tan ausente,

Espero a que regrese de nuevo la mañana,

Y me hundo en el silencio donde empiezo a extrañarte.

 

Tienes otros detalles que tanto me apasionan,

Esa bella sonrisa,

La que pone en tus ojos un brillo alucinante.

 

Eres como la brisa que va al compás del viento ,

A veces taciturna y otras veces afable,

Como flor fresca y pura, como un ángel radiante,

Que invade nuestro espacio,

Con su amor delirante.

 

Eres como un preludio con claros y bemoles,

cada compás renueva de acordes nuestro idilio,

Cuando estás tan callada,

parece que ya nunca volveré a enamorarte,

y tu luz tan brillante,

se apaga con la luna de esa noche inquietante.

 

Cuando vuelvo a encontrarte,

vuelves a ser mi esposa, mi adicción silenciosa,

Y al compás de una nube de ausencia pasajera,

yo espero a que regreses como la mar en calma,

que regresa a la arena,

después de haber callado en esa larga espera…

 

Como una de las nuevas medidas del nuevo alcalde de Quito, Jorge Yunda, para recaudar más fondos, se ha realizado la ampliación de los horarios de la zona azul y ahora se está cobrando $.0,80 cada hora en el horario de fin de semana o en horario nocturno de lunes a domingo desde las 18:00 hasta las 2 de la mañana. Valor que es el doble del que se cobra en el horario diurno de los días ordinarios, que es $.0,40.

A mí este fin de semana pasado, esta nueva tarifa me tomó de sorpresa, al dejar mi vehículo para visitar a una tía de la tercera edad, que vive en la Av. Amazonas y Veintimilla. A veces uno no tiene dinero en el bolsillo y no está preparado para pagar por dejar el auto en la calle. Así que la visita del domingo que normalmente me tomaba unas 3 horas, la tuve que reducir a menos de una hora.  Lo mismo les pasó a algunos familiares que van el día domingo a misa en la Iglesia de Santa Teresita.

Si hubiera sabido lo del aumento de la tarifa, preferiblemente lo hubiera dejado el vehículo en algún parqueadero privado de la zona, que cobra en promedio un dólar por cada hora, pero que el vehículo queda más seguro. Las personas que venden los tickets de la zona azul, se dedican a emitir los recibos, pero nunca cuidan el vehículo, ni se responsabilizan por la integridad del auto. 

En la zona de la mariscal, hoy por hoy, ya no se puede dejar el vehículo en la calle, porque el costo ya llega a ser demasiado alto y el servicio que prestan los recaudadores es muy deficiente. En vez de promover el turismo local y reactivar esta zona, con esta medida, la mariscal se queda cada vez más desolada el fin de semana.

Les dejo un enlace del diario El Comercio en el que se explica más sobre esta medida que ya rige para el sector de La Mariscal:

https://www.elcomercio.com/actualidad/zona-azul-nocturna-mariscal-quito.html

 

A pesar de que el cambio es favorable frente al dólar. El viaje a Ipiales en las vacaciones de la sierra se ha congestionado mucho, ya que la gente aprovecha y va a realizar las compras de la temporada de entrada a clases.

Si bien las mochilas y ropa resulta a un precio más favorable. Ya no es mucha la diferencia, porque los comerciantes de la ciudad fronteriza, han elevado sus precios en pesos y no se consiguen ya algunos productos. Por que la gran afluencia de ecuatorianos a esta ciudad se ha reducido las existencias de mercadería en algunos almacenes.

En el feriado del 10 de Agosto el tiempo para cruzar de Tulcán a Ipiales pasó de 15 minutos de viaje a unas 4 horas en promedio. La fila de vehículos era interminable y los parqueaderos de la ciudad estaban completamente llenos. Le aconsejo que si va para Ipiales a realizar sus compras vaya entre semana. Porque el fin de semana todo está muy lleno de compradores ecuatorianos.

Si va de compras de electrónicos o celulares revise bien que el producto sea original. Ya que se está vendiendo en Ipiales muchos productos re manufacturados y la duración es muy inferior a los productos nuevos de paquete.

Siempre hay que andar con cuidado, ya que hay algunas bandas de carteristas que están buscando sorprender al turista. No deje su vehículo en la calle con mercadería visible, ya que se han dado muchos casos de robos y rotura de los vidrios de los carros que están estacionados en plena calle.

Hoy me detuvo un patrullero de la policía metropolitana. Estaba circulando en una camioneta con cajón de madera. Llevaba unos tubos metálicos de unos 6 metros de largo. Como siempre, soy muy cuidadoso en colocar la franela roja, la cual es obligatoria, si se lleva una carga que sobresale del largo del cajón. Yo, siempre por precaución, coloco una atrás y otra adelante. Pero también llevo algunas de reserva.

Al momento que circulaba por la Av. Mariscal Sucre, escuché la voz del agente de la patrulla con un megáfono, y me ordenaba detenerme a mi derecha. Me pidió los documentos pertinentes. -Su licencia de conducir y su matrícula- ordenó el agente. Luego de que le entregué los documentos solicitados, él me leyó una parte de la ley de tránsito, que la tenía a la mano. Y concluyó que me debía multar con el 30% del salario mínimo vital y 6 puntos menos en la licencia, por no llevar la franela roja en la carga que sobresalía del cajón. Es cierto que en este mes de Agosto los vientos son bastante intensos, pero la franela estaba bien amarrada a la carga. El otro trapo rojo que había colocado en la parte delantera de la carga, seguía intacto, pero el que estuvo hace pocos momentos en la parte posterior, había desaparecido.

Estuve conversando con los agentes por varios minutos, para que ellos se den cuenta de que sí yo llevaba una franela adelante, sería un craso error, muy poco inteligente de mi parte, no colocarlo en la parte posterior, en donde sobresalía más la carga. Pero no entendieron mis razones y uno de los agentes realizó la respectiva boleta para multarme. “La ley es la ley”, me dijo y me enseñó la foto que había tomado del vehículo en movimiento sin la señal roja de advertencia. La próxima vez, dijo, no cuelgue ninguna franela al final de la carga, sino un plástico rojo, recuerde que la franela es la herramienta de trabajo de los venezolanos que limpian los parabrisas en las calles y son muy apetecidas por ellos. Yo estaba circulando por la Av, Occidental en la ciudad de Quito y había parado en varios semáforos. Uno de ellos en la Av. Occidental a la altura de El Condado y otro a la altura de la calle Legarda. Nunca se me había ocurrido, que las franelas son su herramienta de trabajo y que han sido las más buscadas por los limpia parabrisas.

Que nunca les vaya a suceder cuando lleven una carga en su vehículo. Porque el valor de la franela sustraída, no equivale ni un 1% del valor de la multa que tengo que pagar y pensar que sin querer, puse en riesgo a muchos conductores despistados, que se podían ir encima de la carga que yo llevaba.

Es mejor prevenir que lamentar y pensar que con tanta migración y los muchos problemas que ha generado el desempleo en nuestra ciudad, hoy ya comienzan a aparecer nuevos tipos de robos. Algunos tan insignificantes y sencillos como el de una franela roja, la que pudo traer otras consecuencias más graves de las que yo les he contado en esta entrada.

Arbol de Lúcuma

La lúcuma es una fruta muy deliciosa y existe desde la época de los Incas en el territorio que ahora es Ecuador, Perú, Chile y Bolivia. Dicen que era la fruta preferida de los incas. Tiene características curativas para males como la diabetes, hipertensión y es un energizarte natural. Si uno desayuna esta fruta tiene mucha energía durante todo el día.

Ahora este árbol se produce en Perú y Chile. Se lo exporta como pulpa congelada y es muy utilizado para la fabricación de helados y postres. Su sabor es muy dulce y la textura de su pulpa es muy parecida a la del mamey.  Se lo puede saborear en batidos, yogurt, tortas o flanes. También se lo puede mezclar con otras frutas.

Los beneficios para la salud son innumerables.  Hace algunos años, Estados Unidos, al enterarse de los beneficios para la salud de esta fruta, quizo comenzar a producir esta fruta en su territorio, pero no lo pudo lograr, ya que necesitaba mucha cantidad de luz y muchas horas de sol.  Además de una temperatura templada todo el año. Por lo que solamente se puede dar en los países andinos que están cerca de la línea equinoccial.

Se pueden preparar batidos con leche o yogurt, tiramisú de lúcuma, helados y muchos postres mas.  Se puede reproducir la planta con la pepa de una fruta o también se puede lograr la reproducción por esquejes.  Perú es el mayor productor y consumidor del planeta.  En condiciones normales y en el clima adecuado, esta fruta se puede cosechar a los 10 años de la siembra del árbol.  Pueden llegar a cosecharse hasta 500 frutos por árbol.

Lúcuma

Para cosechar, hay que esperar que la fruta se caiga sola del árbol y después de unos 4 o 5 días se la puede comer.  La frutas tiene mucha fructuosa, por lo que casi no se necesita añadir azúcar para su consumo.

Pasando por la alameda, la encontré al cabo de tanto tiempo,
y mientras me sonreía, le dije vamos a caminar,
paseamos por la laguna y conversamos de tantas cosas,
miramos juntos las flores, sin preocuparnos de los demás.

Le dije cómo te va, me dijo tú como estás,
le dije que me hace falta el calor claro de una ilusión,
me dijo que estaba sola y me alegraba con su presencia,
el tiempo pasó volando y sin sentir la noche llegó.

Dijimos algunas cosas, que provocaron más de una risa,
buscamos una estrategia, para podernos enamorar,
oímos muchas canciones, que recordaban bellos momentos,
de tiempos que eran pasado y nos sabíamos encontrar.

Le dije vamos a un bar, me dijo no sé bailar,
le dije que le enseñaba, como hace tiempo pude soñar,
me dijo que ella no frena, cuando ella quiere comprometerse,
cuando se sueltan sus riendas, no la detiene ni el mismo azahar.

Llegamos a la vereda donde se encuentran todos los bares,
buscamos un sitio alegre, donde podíamos conversar,
pedimos unos cocteles y al son del grupo que nos cantaba,
quisimos poner el cuerpo en movimiento para bailar.

No entiendo lo que pasó, pero esta mujer gozó,
sus pasos se improvisaban con movimiento tan natural,
al ritmo de sus caderas que detonaban muchas miradas,
se fue pasando la noche y la seguía sin vacilar.

La media noche llegó y fue cuando me contó,
con lágrimas en los ojos y sin mirarme, yo estoy casada,
y se nos pasó la noche y no pudimos plasmar el sueño,
para sentir un comienzo que ya marcaba su gran final.

Me desperté en la mañana durmiendo solo en la misma cama,
y sin recordar tan claro el mismo sueño que es recurrente,
en vez de prender con besos el mar bravío de esta quimera,
intento abrazar de nuevo mi misma almohada por la mañana...












En Ecuador y la mayoría de los países sudamericanos está muy generalizado el uso de las pizarras blancas. Tanto para el uso en las oficinas y hogares, como en la mayoría de instituciones educativas.

Existen una variedad de marcas disponibles, entre las que se encuentran algunos con diferentes calidades y durabilidad. También hay marcadores que manchan un poco las pizarras y otros que borran mejor.

A nivel mundial, las marcas líderes en ventas son:

EXPO que es originalmente norteamericana. Este tiene la punta sesga y es muy popular en Estados Unidos y los países latinoamericanos.

EDDING que es una marca con mucha trayectoria a nivel mundial y originalmente fue diseñada en Alemania. Es muy utilizada en los países europeos y a nivel mundial.

PENTEL es una marca japonesa, la que es muy popular en los países asiáticos y tiene la punta redonda. Es un marcador de durabilidad prolongada.

ARTLINE fue diseñado en el Japón. Luego se abrieron fábricas en Malasia y en China. Es uno de los marcadores de pizarra más populares en los países asiáticos. Viene en punta redonda.

STAEDTLER es una marca alemana con una gran presencia a nivel mundial y que tiene una buena calidad en marcadores de pizarra blanca. Se pùede encontrar en punta redonda y punta sesga.

PILOT con su marcador de calidad diseñado en Japón con filiales en varios países del mundo. Esta marca es de una buena calidad y se comercializa en toda Latino América. Tiene una durabilidad prolongada

NEULAND es un marcador diseñado en Europa y que tiene un alto nivel de calidad. Tiene alta demanda en algunos países, aunque el precio es un poco elevado.

LYRECO es un marcador fabricado en Dinamarca. No es muy conocido en Sudamérica pero es de muy buena calidad.

Lo importante en un marcador de pizarra es la durabilidad, la facilidad de borrado y el tipo de punta que se requiere para hacer trazos delgados y gruesos. Por este motivo algunos profesores prefieren con punta sesga y otros con punta redonda. Además en los últimos años que está de moda la corriente ecológica, tienen mucha demanda los marcadores de punta recargable. Pero son pocas las Empresas innovadoras que han comenzado a fabricar los marcadores con esta cualidad recargable