El primer día en Delhi fue muy interesante.  Fuimos al complejo de Qutab Minar, que está conformada por una serie de templos y de mezquitas.  Unos pocos fueron construidos en el siglo III y IV d.c y pertenecen a la cultura hindú.  Estos fueron desenterrados y recuperados  en las últimas décadas.  Y hay otras construcciones musulmanas como el Qutab Minar, la cual es la edificación más alta y la más famosa, pues tiene 72,5 metros de altura; esta edificación inició su construcción en el año 1193.  Casi todas las construcciones son de arquitectura musulmana, porque fueron construidas con ladrillo, mármol y partes del material recuperado de los templos indues más antiguos que fueron destruidos por los musulmanes.  Casi todas las construcciones de después de la conquista de la India por los Otomanos.  Este complejo fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1993.

Después de probar en un restaurante la sazón de la comida india; la que se caracteriza por ser bastante picante, pero muy sabrosa; nos fuimos a la parte central de uno de los mercados m’as antiguos en  Delhi y lo recorrimos en un taxi bicicleta para experimentar el rip show de Delhi.  Es una experiencia extraordinaria y se ve cada lugareño recorriendo este mercado en bicicleta, a pie o a caballo.  En este recorrido entre lo antiguo y más típico de esta ciudad, se encuentran tiendas coloridas de todo tipo de mercaderías, se ofrecen telas, artículos usados, especias, vestidos llamados saris, zapatos, comidas y mucho más.  Las personas caminan esquivando las motos, las bicicletas y los vehículos.  No hay nada igual en toda La India que este mercado tan diferente y colorido.  Les pongo un video para que tengan una idea del recorrido.  La dirección de circulación es en el carril izquierdo y el volante a la derecha como lo es en Inglaterra.

 

Delhi es una ciudad que tiene más de 20 millones de habitantes y tiene una diversidad inmensa.  Existen cuatro castas principales entre sus habitantes.  La primera casta es la de los sacerdotes, la segunda la de los políticos, la tercera la de los comerciantes y artesanos y la cuarta la de los obreros y campesinos.  Además de estas cuatro castas existen las personas sin casta que son llamados también intocables y son los que realizan los peores trabajos como limpiar inodoros y otros trabajos de muy baja estima.  Ellos tienen la creencia que nadie puede cambiarse de cast en el trayecto de la vida y según su comportamiento podrían reencarnarse en una casta superior en otra vida.  El consumo de alcohol y carne de cerdo está prohibida para todas las castas y solamente los intocables beben licor y consumen este tipo de carne que es considerada impura.

 

 

 

007

Después de haber intentado la mayoría de las dietas desde la Atkins (Dieta baja en carbohidratos) hasta la libre de Glutem.  La única que no ha tenido rebotes ni efectos secundarios en mi digestión y en mi salud en general ha sido la dieta lacto ovo vegetariana, que más que una dieta es un modo de vida.  El secreto es no consumir ni carnes ni mariscos de ninguna clase.  Me he acoplado tan bien y se ha convertido en algo más que una dieta para bajar de peso.  Ahora disfruto de un nuevo modo de vida.  Me ha traído excelentes beneficios para mi salud y me siento con más energía para hacer ejercicio y con más concentración para practicar meditación y ejercicios de yoga. Comencé con un peso de 110 kilos y mi peso actual es de 96 kilos.

He podido incrementar mi energía y he logrado levantarme temprano para realizar una caminata todos los días y realizar bailoterapia y aeróbicvos los lunes, miercoles y los viernes, con mi esposa en el parque Unión Nacional, cerca del Colegio Intisana.  También fuimos a una maratón de baile de 3 horas en Noviembre de 2017, auspiciado por Ministerio del Deporte con el programa Ecuador Ejercítate.

Esta dieta es la única que me ha dado buenos resultados para lograr disminuir mi peso en más de 14 kilos en menos de 3 meses y me mantengo más activo y saludable.  Claro que he disminuído también en lo posible el consumo de pan diariamente y el consumo de quesos maduros que son altos en calorías y además el consumo de fritos.  Evito los productos con glutem, y también las margarinas que están entre los ingredientes del pan.  La que más produce inflamación en el organismo y no permite que uno pueda reducir de peso fácilmente.  Tampoco consumo cerveza ya que tiene cebada y es otro de los factores que hacen que uno conserve depósitos de grasa en la parte del abdomen. Pero sí disfruto de comerme una buena pizza con ingredientes vegetarianos una vez a la semana para darme un gusto y evitar la ansiedad.

La proteína que necesito la obtengo de un vaso de leche al día y un huevo cocido en cada desayuno.  También consumo constantemente productos como lenteja, fréjol, garbanzo o tofu (carne de soya), lo que me ha ayudado mucho a mantenerme saciado y he logrado que la proteína se mantenga en mi cuerpo durante todo el día.  Las ensaladas frescas siempre están presentes en cada almuerzo y cada cena.  Con ingredientes como la lechuga, la col, la acelga y la rúcula; las que mezcladas con tomate orgánico, pepinillo o zanahoria, quedan muy sabrosas con un aderezo de limón y aceite de oliva.  También he consumido al menos 5 porciones al día de frutas como la manzana, pera, mandarina, naranja, plátano, sandía, melón, uva, durazno y otras más.

El consumo de frutos secos como nuez, la almendra y la nuez de la india (cashew), las que tienen grasas saludables Omega 3, también han aportado mucho en mi alimentación vegetariana en estos últimos meses.  Claro que he cuidado mucho las porciones, ya que los frutos secos tienen muchas calorías.  Pero aportan muchos nutrientes esenciales, grasas y minerales a nuestra dieta.

Los vegetales siempre los cocino al vapor porque conservan mejor el sabor y el color, además mantienen intactos los nutrientes de los alimentos.  Pueden probar cocinar al vapor champiñones, sukini y berengenas. quedan deliciosas y pueden bañarse con una salsa de yogurt o una salsa natural de tomates.  También cocino al vapor las zanahorias, las remolachas, los frijoles, las arvejas, los brócolis y las lentejas.  Estas también quedan muy bien con limón y aceite de oliva.  El arroz lo mezclo en la olla arrocera, la mitad arroz y la mitad quínua y lo aliño con cebolla blanca, ajo y una cucharada de aceite de oliva.

El aguacate también es un recurso muy importante en mi dieta vegetariana, tanto para hacer guacamole o para mezclar con la ensalada fresca.  Además también preparo ensalada rusa con aguacate y manzana verde o una causa rellena vegetariana con papa y otros ingredientes que tengo a la mano.  Toca tener mucha imaginación para hacer más sabrosos los alimentos o guiarse de un recetario de comida vegetariana.  También en la Internet se encuentran muchas recetas vegetarianas deliciosas.

En resumen la dieta vegetariana hace que seamos más creativos en la forma de cocinar y que nos esforcemos para que cada ingrediente sea el más fresco posible y también debemos buscar que los productos que sean orgánicos o sean comprado en uno de los mercados pequeños donde comercializan los propios dueños o comerciantes pequeños. Ya que así se puede encontrar mejor los sabores naturales y los que no utilizan muchos químicos.

Debemos saber que las verduras no son solamente los acompañantes, sino que son el producto principal de cada comida.  Así nos esmeramos para que cada bocado sea una delicia nutritiva y debemos esforzarnos para que se realce el sabor y el color natural de cada alimento para poder estar seguros de que en cada bocado vamos  a deleitar nuestro paladar con un sabor único y de un alto valor nutritivo.