Cómo lograr la reactivación económica en el trabajo

Cómo lograr la reactivación económica en el trabajo:
cómo reactivarse y comenzar de nuevo con tu trabajo

Un nuevo comienzo después de las épocas más duras de la pandemia. Se puede comenzar de a poco y si ya no se venden los productos que antes tenían salida tocaría reinventarse y buscar nuevas alternativas.

Tener una buena actitud frente a un nuevo comienzo es un desafío importante cuando volvemos a empezar, después de estar parados sin poder trabajar ya por varios meses.

La gente de éxito toma las decisiones correctas temprano y tiene que tener cuidado de que estas decisiones sean un buen comienzo en el ámbito personal y laboral.

Tomar decisiones es muy importante, no podemos cambiar y lograr un crecimiento sin hacerlo.

Pero hay que tener cuidado de que las decisiones que tomemos, para que estas sean lo más acertadas.

A veces pensamos que nuestras buenas decisiones automáticamente van a fluir desde nuestro interior, pero la mayoría de las veces no sucede así, por eso cada decisión necesita ser meditada y calculada a diario.

Esta pandemia fue un acontecimiento largo y diferente a todo lo que hemos vivido, sin darnos cuenta, podemos habernos transformado en personas negativas, ya que nuestros horizontes y fronteras se han visto limitadas.

La reactivación económica y la nueva normalidad

Por eso lo mas importante es volver a la llamada “nueva normalidad” con calma y tratar de impregnarnos con energía positiva.

El hecho de no haber recibido mucho sol en estos meses pasados cambia nuestro estado de ánimo y hay personas que se deprimen con mucha facilidad.

Debemos retomar poco a poco nuestra actividad, sin tomar riesgos excesivos, podemos pensar que en vez de habernos deprimido, hemos sido fortalecidos por el tiempo que hemos cambiado de actividad ya que hemos descansado.

Ahora podemos sentir que estamos vivos, más preparados y que hemos sacado provecho de ese receso. Ahora podemos retomar las riendas de nuestra vida y de nuestro negocio con una visión más amplia y más flexible.

Siempre el regreso a las actividades y volver a salir de casa va a producir una sensación de temor. Muchas veces el mismo temor a ser contagiado por el virus que todavía no ha sido erradicado.

Pero hay que limitar ese miedo y con el cuidado respectivo y el distanciamiento social, podemos ser muy cuidadosos para no ser contagiados.

Evitar el temor en la reactivación económica de tu negocio.

Lo importante es no dejarse condicionar por el temor, pues algún día tenemos que retomar las actividades, algunos más temprano y otros más tarde.

Pero tampoco ponernos en riesgo y decir que porque ya estamos vacunados no pasa nada.

En el caso de los emprendedores o las personas que tenemos un negocio propio, lo básico es comenzar poco a poco.

Si tienes personal a tu cargo, llama primero al 50% del personal y comienza con pocas actividades.

Retoma las ventas con los clientes que puedas, hasta que se vaya activando un porcentaje más alto de la población económicamente activa.

Nunca te desesperes, porque siempre al inicio el volumen de ventas va a ser muy bajo.

Nuestra reactivación económica

En mi caso retomé las actividades con dos personas, los primeros días de mes de Mayo de 2020.  Ahora que estamos en Octubre de 2020 ya he recuperado el 100% de mis ventas y he aumentado mi producción en un 10%. 

Ya que mi estrategia fue bajar los precios en un 10% para conseguir clientes y ahora que todo se ha reactivado he subido los precios en un 10% porque los materiales han subido por el flete de China que es de donde traigo la mayoría de mi materia prima.

Poco a poco se han ido incrementando las ventas y hemos tenido que tomar algunas estrategias de marketing tanto en Facebook como en Google.

Hemos ofrecido el envío sin costo para todas las entregas y también hemos hecho promociones con descuentos y regalos por cada compra.

Hasta la mediados de Junio de 2020 ya habíamos recuperado un 50% de el promedio de ventas de antes de la pandemia.

Sé optimista

Trata siempre de mantenerte optimista. esto nos ha pasado a todos, no hemos tropezado con nada, solamente hemos tenido un tiempo para planear nuevas estrategias y un nuevo comienzo puede ser muy emocionante.

Es como si empezaras de nuevo con tu negocio. Lo más importante es reinventarse y pensar en la mejor forma de disfrutar de este inicio que te puede traer mucho éxito.

Cuando comenzamos con un giro positivo y buscamos nuevas oportunidades y alternativas en la misma línea de negocio que manejamos es mucho mejor, porque ya tenemos los clientes para lograrlo.

Pero si es necesario cambiar de línea, lo podemos hacer sin temor, tomando ciertos riesgos pero calculando las posibles caídas, para poder levantarnos más fortalecidos y estar listos para enderezar la ruta, debemos mirar al futuro y disfrutar de que hoy estamos sanos y con vida en este nuevo amanecer.

Visita nuestra entrada: Cómo bajar de peso con una aplicación

Visita nuestra web: http://www.pizarras.ec

A %d blogueros les gusta esto: