Pizarras para niños

7 tareas para ser un profesor exitoso

7 tareas para ser un profesor exitoso:

Como bien sabes, los profesores son la base del sistema educativo.

Un profesor se caracteriza por lo que es y no por lo que dice.

Además, un docente exitoso se puede diferenciar rápidamente de uno que no lo es y sus alumnos pueden amarlo u odiarlo.

7 tareas para un profesor exitoso

Por eso te presentamos las 7 tareas para ser un profesor exitoso.

1. Tener los objetivos claros

Un docente exitoso tiene sus objetivos claros, ya que conoce hacia dónde va y que quiere lograr con sus estudiantes.

Además, los objetivos que propone a los alumnos representan las señales de tránsito que lo llevan hacia un destino seguro.

Lo que indica que el plan de clases del profesor es el mapa que lo guía en el camino, en el que la creatividad juega un papel muy importante para desarrollar sus objetivos propuestos

2. Tener un propósito con sentido

Cuando el docente logra entender que no todos los días necesariamente deben ser buenos y se ajusta a su propósito con sentido, entonces es capaz de ver el panorama en su conjunto.

Tener un sentido claro de lo que encierra su contexto y necesidades de los estudiantes.

Además, puede pasar por encima de los días duros y aburridos porque sus ojos saben mirar a los lejos.

3. Saber escuchar a los estudiantes y también saber cuando hacer caso omiso

El docente tiene claramente definido el concepto de discernimiento respecto a la comunicación con los estudiantes.

De esta manera hay que destacar que un profesor que nunca escucha a los estudiantes terminará equivocándose.

Si por el contrario un docente que siempre los escucha también se equivocará.

Realmente no es una tarea sencilla, debido a que hay que escuchar y adaptarse, y cuando toca decir en clases “Lo haremos de esta manera porque yo soy el profesor” lo debe hacer, porque es el momento de ejercer la autoridad.

4. Tener una actitud positiva

Los profesores exitosos siempre deben tener buen ánimo, deben ser optimistas, y demostrar una sensación de energía y vitalidad.

También deben ver los problemas momentáneos como parte del proceso para llegar a la meta final.

Pues un docente positivo contagiará creatividad a sus alumnos y dará lo mejor de sí en todas sus clases.

El optimismo es muy contagioso y el profesor tiene que ser el ejemplo de buena actitud y disposición para influir energía positiva en cada uno de los estudiantes.

5. Esperar el éxito de sus estudiantes

Los docentes exitosos deben saber que los alumnos esperan que alguien confíe en ellos, por ello se necesitan personas sabias y de más edad que valoren sus capacidades.

Además, el docente asume la responsabilidad de motivar e involucrar a sus estudiantes en las diferentes actividades propuestas en clases de tal manera que pueda ver el éxito de sus alumnos.

También el maestro debe apoyar a los alumnos a comprender la materia dictada y si hay alguna duda, pausar y tratar de explicar nuevamente tema hasta que quede claro.

6- Ser asertivo

El profesor tiene que desarrollar la paciencia y tratar de ser asertivo con sus alumnos.

Ya pasó la época en que los maestros eran autoritarios y no aceptaban las opiniones de sus alumnos.

Ahora el docente tiene que ser conciliador y aceptar las opiniones de sus alumnos, pero hablar claramente y con seguridad para enseñar de una manera positiva en la clase.

La explicación de las materias debe ser expuesta de una manera sencilla a los alumnos y no debe ser un monólogo, sino dejar que los alumnos se integren y participen con sus opiniones.

De esto depende la fácil comprensión por parte del alumnado.

7- La paciencia

Una de las mejores cualidades del docente es la paciencia.

Esta debe verse reflejada en cada una de las actividades que se realizan en el aula y el profesor nunca debe perderla, sino tener un dominio de sí mismo para que el estudiante no tenga temor, sino el maestro sepa valorar siempre que es un guía de la formación del estudiante.

El maestro debe infundir la confianza en el estudiante para que se le acerquen los alumnos sin temor y para que el docente tenga la capacidad de despejar cualquier duda que se presente en cada clase.

La materia debe ser expuesta y planteada por el maestro, pero debe ser participativa y el docente tiene que ser un moderador que tiene una gran virtud que es la paciencia.

El conocimiento se graba mejor en los estudiantes cuando el profesor tiene la paciencia y la calma necesaria.

De esta manera lo valorarán más y en muchos casos le considerarán al profesor como a un amigo.

Visita nuestra entrada: La importancia de la comunicación en las escuelas

Visita nuestra página web: http://www.pizarras.ec

A %d blogueros les gusta esto: