Educación. Es pedagógico poner muchas tareas en las escuelas

  • Publicado el
  • Publicado en Viajes

2016-07-24 18.33.12

¿Qué sentido tienen los deberes si les tenemos que ayudar los padres?

Cuantos padres se han librado de realizar las tareas de sus hijos o al menos ayudarlos y estar pendientes de las tareas hasta altas horas de la noche?.

Por otra parte, ¿vale la pena que los niños tengan esta infancia? Tenemos un sistema educativo que no da apenas importancia a la música y al aprendizaje de un instrumento. Sí, ya sé que les enseñan a tocar la flauta. Pero, ¿a quién le gusta tocar la flauta? O dicho de otra manera, ¿y si yo lo que quiero tocar es el trombón, o la trompeta, o el piano?

Cuando era jovencito a la edad de 12 años estuve en el Conservatorio Nacional en Quito cuando sus oficinas eran en la Calle Cuenca, en pleno centro de Quito.  Todos los días iba desde mi casa al Conservatorio, y mi casa estaba ubicada en el sector de Las Casas.  la ida y vuelta en bus y yo llegaba más tarde de las 6 p.m. para realizar las tareas.  Y el tiempo me alcanzaba bien.  Esto era hace más de 30 años, cuando no existía la internet y uno tenía que ir a la biblioteca a con soltar en libros reales para hacer algunas tareas.  No existía el rincón del vago ni las tareas se las podía transcribir textualmente de los libros.  Se tenía que desarrollar la capacidad de raciocinio para no transcribir textualmente lo que se encontraba en los libros de la biblioteca.  Pero los tiempos cambian, se mejoran muchas cosas pero se empeoran otras.

Muchas veces se busca que los padres nos impliquemos en la educación de los hijos. y esto en cierto aspecto está bien, pero… ¿y si los padres no entienden y se tienen que convertir en profesores o enviar al niño pagando para que alguien le ayude a realizar las tareas?  Los niños con padres más versados tendrán menos problemas para llevar los deberes hechos que aquellos padres con menos estudios o que son hijos de padres que han emigrado a otro papis y están a cargo de sus abuelos.  En nuestra época era bastante difícil y nos enviaban muchas tareas, pero al menos los podíamos hacer sin nuestros padres.

 

Y en muchos hogares hay auténticos problemas en este sentido porque muchos niños los hacen a gusto, pero muchos otros no. Que por qué los tengo que hacer, que me aburro, que no me gustan, que odio los deberes, que tengo demasiados, que tengo hambre, que tengo sueño, que no me apetece, que a otros niños sus padres les ayuda

Algo que el sistema educativo está olvidando desde hace mucho tiempo y debería cuidar como oro en paño es la motivación de los niños.  Muchas veces el profesor no prepara muy bien la clase y no busca instrumentos que hagan activa y entretenida la clase.

¿Sirven los deberes?

Gran pregunta. ¿Sirven de algo? Según CONCAPA (la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos), que representa a más de tres millones de familias, y tal y como leemos en ABC, “los deberes escolares resultan imprescindibles para fijar y asentar las materias explicadas en clase”, aunque añaden que “es preciso que se coordinen adecuadamente entre los profesores, y que sean graduados y proporcionados a las edades, potencialidades y necesidades de los alumnos”.

Por contra, colegios como el Liceo Europeo de Madrid, ha decidido eliminarlos completamente hasta los once años. En palabras de su directora María Dolores Molina a nuestros compañeros de Bebés y más:

Hasta los once años no los consideramos como parte esencial ni necesaria del proceso de enseñanza y aprendizaje de los niños. El hábito de estudio se crea desde la motivación y el gusto por aprender. Los alumnos conocen cómo aprender y lo practican intensamente y muy motivados a lo largo de la extensa jornada escolar.
A partir de esta edad, resultan necesarios para reforzar lo aprendido en clase y crear hábitos de estudio, siempre bajo la premisa de que los niños puedan realizar este trabajo de forma autónoma.

La motivación.

¿No se aprende más y mejor cuando un niño está motivado por aprender que cuando simplemente está haciendo aquello que le han dicho que debe hacer? ¿No rinde más en su trabajo alguien que adora su trabajo que alguien que lo hace simplemente porque necesita un sueldo a fin de mes, trabajando de lo que sea?

Pero vamos a responder a la pregunta: ¿sirven los deberes?. Una revisión de estudios publicada en el año 2006 concluyó que sí, que los deberes tienen una relación directa y significativa con los resultados académicos. Ahora bien, no quisieron dejar las cosas así, en esa simple frase añadieron que se necesita más evidencia y estudios con diferentes tipos de deberes, según estilos educativos, etc. En los cursos de primaria, por ejemplo, vieron que los deberes no eran demasiado influyentes ni, en consecuencia, necesarios, pero a partir de secundaria, y sobre todo en el bachillerato, sí.

Es importante que el maestro imparta las materias de manera divertida, con ejemplos curiosos y con la intervención de los niños (se aprende más haciendo que escuchando), y luego ofrece la posibilidad de ampliar la información en casa o en la biblioteca a los niños que quieran saber más, para que al día siguiente expliquen al resto de la clase lo que han descubierto. De este modo se mantiene intacta la motivación y no se eliminan la curiosidad y ganas de aprender de los niños.

Digamos que está muy bien que los niños tengan mejores resultados académicos gracias a los deberes, pero en primaria e incluso secundaria si me apuras, las notas deberían estar en un segundo plano, siendo mucho más importante que los niños aprendan a relacionarse con los otros, que aprendan a respetarse, que aprendan a estudiar, a organizarse, que mantengan las ganas de aprender, la motivación, que inicien proyectos que les gusten, que los lleven a cabo, que prueben y no tengan miedo a equivocarse.  También que aprendan el valor del trabajo en grupo y que aprendan a pensar con lógica y sentido común, para ser capaces de resolver los problemas. Por eso el colegio debería ser un sitio al que los niños vayan felices y contentos, y por eso los deberes deberían ser adecuados para cada niño y con objetivos claros e individuales.

Las tareas escolares en  muchos países desarrollados se están reduciendo cada vez más, especialmente en la sección primaria. Pero también es cierto que en muchos países como Japón tienen clases de lunes a sábado y solamente descansan los domingos y el período de vacaciones es muy corto y les mandan muchas tareas escolares que tienen que cumplirlas en sus cortas vacaciones.

 

 

 

 

 

 

 

SHARE

Pizarras Visual Ecuador

Las cosas que suceden en Ecuador

https://www.pizarras.ec

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

VOLVER ARRIBA

Me gusta Facebook

Estadísticas del blog

Sigue el blog por Email

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.984 suscriptores

+34 999 999 999

Visita nuestra tienda física en Quito. Buscanos en google maps como pizarras visual

0998367858, 0233127386, 023318760
De 8 am. a 1 pm. y de 2:30 pm. a 5 p.m.
A %d blogueros les gusta esto: