Encuentros furtivos

  • Publicado el
  • Publicado en Viajes

captura-de-pantalla-2016-10-19-19-39-49

Hoy la encuentro más serena,

como la luz de la mañana,

aunque al verme quiera de nuevo esconderse,

cuando la miro de reojo me desarmo.

 

Hoy noto un aire que renueva,

su bella sonrisa,

siento que la piel se me estremece,

en cada momento que absorbo su presencia.

 

Es como mi ciudad en su eterna primavera,

con sus días lluviosos,

y su sol fuerte que calcina.

A veces las dos climas en un mismo día.

 

Eres como la esencia de una sirena,

mitad mar y mitad tierra,

tenue brisa que alteró mis días,

con cada beso,

con cada silencio.

 

Cuando la veo distante,

regreso de nuevo a mi mundo,

y la luna me estremece con tu belleza y mi nostalgia,

 

Luego unos cuantos minutos y espero impaciente para volver a verla,

no sé si es mi adicción la que me llama,

luego extraño su pelo y admiro su sonrisa,

 

Cuando está tan callada como una sombra muda,

vuelvo a ser el barco solitario,

que ha perdido su ruta y sin embargo la espero,

anclado en mi puerto solitario,

para que llegue el viento que armoniza mi mundo,

después de cada tormenta.

 

Luego llega el milagro de soñar con ella,

se hace de nuevo el esperado milagro

y enciendo nuevamente mi solitaria hoguera.

 

Autor:  Vicente Iván  Herrera.

Quito, 19 de Octubre de 2016.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema BCF de aThemeArt - Funciona gracias a Powered by WordPress.com.
VOLVER ARRIBA
A %d blogueros les gusta esto: