Consejos para cuidar tu matrimonio. Todavía estás a tiempo mejorar tu relación.

20140302_231608415_iOS

Gerald Rogers es un estadounidense que desde hace varios años realiza charlas motivacionales. Tiene cuatro hijos y hasta julio de este año, llevaba un matrimonio de 16 años con su esposa Jana. Pero su relación llegó oficialmente a su fin. Luego del rompimiento y afligido por lo sucedido, Gerard decidió sentarse frente a su computador y escribir todo lo que haría diferente si tuviera otra oportunidad, y compartió en Facebook su escrito bajo el título «Los consejos sobre el matrimonio que me hubiera gustado tener».

El mensaje ha sido compartido casi 130 mil veces, es todo un éxito en la red, tanto que despierta un interés especial, pues recomendaciones similares abundan en la web y no con tanta acogida. Tal vez la explicación del éxito en este caso, se debe a que proviene de una persona que fracasó y por eso se convierte en un testimonio conmovedor y real, que podría llegarle a pasar a cualquiera que no se comprometa con su relación matrimonial. Lamentablemente, el ser humano es muy dado a tener que experimentar una situación extrema, para tomar conciencia, valorar lo que tiene y darse cuenta que debe hacer algo.

En total les presento algunas de sus recomendaciones, las cuales están orientadas a «aquellos esposos cuyos corazones aún están llenos de esperanza, y a esas parejas quienes quizá olvidaron cómo amar». Aunque su mensaje está dirigido principalmente a los hombres, sostiene que también puede servirle a las mujeres.

A continuación un resumen de ellos:

1. Nunca dejes de cortejarle y reconquistarlo cada día. Nunca jamás creas que tienes asegurada a tu pareja. Nunca te olvides de que fuiste elegido/a.  Así que no puedes ponerte flojo con tu amor.  Convierte cada nuevo día en una verdadera conquista.  Recuerda que reconquistando a tu pareja, mantendrás la chispa y emoción que se necesita para mantener a tu pareja junto a ti.  Recuerda los primeros meses de matrimonio.  Las estrategias que utilizabas para conquistarle.

2. Protege tu propio corazón y ámate a ti mismo. Tener una vida propia, amigos e intereses individuales es muy importante para conservar la individualidad, pero siempre reserva un lugar muy especial dentro de tu corazón donde nadie más que tu pareja pueda entrar.

3. Enamórate una y otra y otra vez. Siempre habrá cambios en las dos personas, y es por eso que ambos tendrán que reelegirse todos los días.  Cultiva siempre su corazón, cuando dejas de enamorarle, puede entregar su cariño a otro/otra persona y quizás nunca lo puedas recuperar. Siempre lucha por ganar su amor tal como lo hiciste cuando eran novios.

4. Siempre ve lo mejor de la otra persona. Enfócate en lo que amas y no en lo que te molesta.  Y así te darás cuenta de que eres la persona más afortunada sobre la Tierra, por tener a tu pareja y amarla.  No llegaste a esta persona para criticarle y magnificar sus defectos.

5. No es tu trabajo corregirle. Debes amarle tal como es, sin esperar que cambie su forma de ser. Debes pensar que él/ella es una persona independiente y con el tiempo puede cambiar, aunque en esencia es la misma persona que tú conociste y de la cual tú te enamoraste.  Aprende a amar en lo que se convierte; pues con el amor, todo defecto es más fácil de tolerar.

6. Hazte responsable de tus propias emociones. No es trabajo de tu pareja hacerte feliz, tú tienes que buscar tu propia felicidad y al encontrar la armonía y felicidad en ti mismo, podrás hacer feliz a tu pareja y esa alegría inundará tu relación.

7. Nunca te pegues  con tu pareja si tú te frustras o enojas. Son tus emociones y es tu responsabilidad. Cuando te sientas enojado o frustrado no arrojes esa energía negativa hacia tu pareja, tómate tu tiempo y mira hacia tu interior.  Si es posible salir a caminar o realizar alguna actividad gratificante, hazlo antes de entablar una discusión muchas veces por cosas insignificantes.

8. Déjalo ser. Cuando esté triste o molesto, tu único trabajo es abrazarle y apoyarle. Hazle saber que le escuchas, y que es importante para ti.  Tú eres el pilar sobre el cual siempre puede apoyarse. Así podrá confiar en ti y te abrirá su alma. Nunca escapes a estos momentos, quédate y sé fuerte.

9. Ríete de cualquier cosa y manten un buen sentido del humor. No te tomes todo tan seriamente. Ríe y haz que la otra persona también se ría. La risa hace todo mucho más fácil y distiende las tensiones de la vida cotidiana.

10. Llena todos los días su alma. Conoce las maneras en las que se siente importante, validado y apreciado. Pídele que haga una lista con 10 cosas que le hacen sentirse amado, memorízalas y aplícalas todos los días para hacerlo sentir bien.

11. Hazte presente. No sólo le des tu tiempo, sino también tu atención y tu alma. Trátalo como si fuera tu cliente más valioso, al que no puedes perder.  El buen trato a tu pareja es el compromiso que siempre tienes que respetar.

12. Estimula su sexualidad. En la sexualidad influye lo hormonal, pero también el cariño de ambos. El estrés y el cansancio diarios no son los mejores acompañantes para una relación.  Buscar crear ambientes adecuados (también emocionales) y evitar los encuentros “automáticos” son buenas formas de mantener una buena relación.  Trata de que tu pareja no se sienta utilizado.  El sexo debe ser una compensación mútua de amor y deseo.  Preparar la comida juntos y hacer una cita anticipada del encuentro, es una buena manera de disponerse para el sexo.

13. No eres perfecto, pero tampoco exageres en los errores. Cometerás errores, pero intenta que éstos no sean demasiado grandes y aprende de ellos. No se supone que seas infalible, pero sólo trata de no ser tan exagerar en tus fallas.

14. Dale su espacio. Las mujeres son buenas para entregar y entregar, y a veces necesitan que se les recuerde que se tomen el tiempo para ellas mismas, sobre todo si tienen niños. Ellas necesitan ese espacio para renovarse, recentrarse y reencontrarse.  Al igual los hombres también necesitan tener su propio espacio.

15. Sé vulnerable. Puedes perder tu entereza de vez en cuando, y compartir tus miedos y sentimientos.  Llorar muchas veces es un buen desahogo y muy bien si lo haces junto a tu pareja. Pero tampoco exageres.

16. Sé totalmente transparente. Si quieres que la otra persona confíe en ti, debes compartirlo todo, en especial lo que no quieres compartir. Quítate la máscara y así podrás experimentar el amor en toda su dimensión.

17. Nunca dejen de crecer juntos. Cuando dejas de trabajar los músculos, éstos se atrofian. Lo mismo ocurre con las relaciones. Buscar metas comunes, sueños y visiones en las que pueden trabajar como un equipo, puede ser el objetivo

18. No te preocupes por el dinero. Trabajen cada cual en su área y siempre busquen la forma de equilibrar las finanzas, para mantener un sano equilibrio.  El dinero no puede ser un obstáculo para mantener una buena relación.  Sin embargo hay diversas formas para manejar el dinero. Tal vez el fondo común es el más adecuado para ciertas parejas.  Sin embargo se debe debe dejar una cantidad libre para gastos individuales.

19. Perdona de inmediato y concéntrate en el futuro. Aferrarse a los errores del pasado que los dos pueden haber cometido es una pesada ancla y una gran carga que siempre dañará el matrimonio. El perdón es libertad.

20. Modifica tus rutinas. Las rutinas prevalecen porque son más cómodas, pero no se pueden volver rutinarias y por lo tanto perder la emoción.  Romperlas es mucho más fácil de lo que se cree.  Es darle despacio a la espontaniedad.  Atreverse a hacer propuestas fuera de lo común y cambiar los esquemas por nuevas actividades que aportan emoción a la pareja.  Por ejemplo: Aprovechar un día soleado y encontrarse después del trabajo en un café, para conversar mientras cae la noche.

21. Interesarse por lo que hace el otro.

Los hobbies, gustos, intereses y el conocimiento del otro, pueden aportarle mucho al universo propio. Siempre habrá un ángulo de lo que el otro hace, que puede generar curiosidad en la pareja. No es decir simplemente “no me gusta el fútbol” sino que se puede intentar comprender y respetar los gustos de cada quien. Con esta actitud se vencen prejuicios y se amplían horizontes. Y además se crean más espacios para compartir.

22. Buscar momentos exclusivos para compartir entre dos

Cuando hay niños de por medio, es poco el tiempo que se tiene para compartir en pareja. Los abuelos, los tíos, la familia en general, pueden ser de gran ayuda para tener algunos momentos a solas. También en la vida cotidiana se pueden reservar algunos momentos para vivir en pareja: cuando ya se han acostado los niños o temprano, antes de que se levanten. El hecho es nunca olvidar que el otro, fuera de ser el papá o la mamá de los hijos, es primeramente tu pareja.

23. Ser siempre un reto  Dice Eduardo Punset, científico español, que uno de los factores fundamentales del hombre para ser feliz es tener un reto, algo que se tenga que lograr. Aquello que se cree que ya se ha conseguido, pierde mucho interés. El concepto de incondicionalidad en la pareja es peligroso y promueve ideas preconcebidas: “Estará aquí, haga lo que haga”. Cuando ambas personas tienen claro que tienen que “ganarse” día a día a su pareja, aportan lo mejor de sí y tratan de hacer todo de la mejor manera para que la relación continúe.

24. Hacer de las caricias una novedad  En las caricias convive lo instintivo y lo racional. La ternura, la solidaridad, el apoyo, son sentimientos que se expresan muchas veces con mayor claridad con un gran abrazo o un apretón, que con las palabras. Las caricias tienen un efecto terapéutico, disminuyen el estrés, relajan y crean un vínculo irremplazable. Su efecto positivo es tanto para quien las da, como para quien las recibe. Se puede acariciar con las puntas de los dedos, con la mano entera, con el dorso o con un abrazo. Los abrazos tienen que ser sentidos y bastante extensos.  Son cientos las formas que existen para explorar y expresar los sentimientos con caricias.

25. Ser cómplices.  Antes que ser pareja, es importante que ambos sean amigos. La vida no puede convertirse sólo en obligaciones y responsabilidades. Se está construyendo una vida y un futuro en común, pero también se necesitan espacios para la distensión, el ocio, la diversión y la picardía. Ser compinches de pequeñas locuras, crea un vínculo muy fuerte y gratificante.

26- Evitar ser el “típico” en cualquier cosa  Liberarse de los estereotipos o evitar caer en ellos es una forma de mantener la identidad propia. Cada cual construye su día y su manera de vivir. Es fácil hacerlo según las recetas pre establecidas en la sociedad (la señora controladora, el señor malhumorado e indiferente frente a lo doméstico…), Pero es mucho más placentero, enriquecedor y gratificante hacerlo según una auténtica y singular fórmula propia.

27. Siempre elige el amor. En definitiva, este es el único consejo que necesitas. «Ama y cultiva tu relación».  Si éste es el principio que te guía, nada amenazará la felicidad de tu matrimonio.

Una relación de pareja es como una planta que se debe cultivar día a día. Los detalles y la paciencia con el otro, son la base para que una relación amorosa funcione y perdure en el tiempo. Siguiendo los anteriores consejos; podrás mejorar tu relación de pareja, de tal manera que la armonía y la felicidad visiten de nuevo tu corazón.  Apréndelos y practícalos siempre.

SHARE

Pizarras Visual Ecuador

Las cosas que suceden en Ecuador

https://www.pizarras.ec

2 comentarios en «Consejos para cuidar tu matrimonio. Todavía estás a tiempo mejorar tu relación.»

  • JJ Criollo
    18 marzo, 2015 a las 10:21 AM

    Bueno….. la verdad he fallado en algunas cosas, ( bueno hemos con mi ….ex compañera) espero poder aplicar de verdad estos consejos y sj es el caso retomar ,la relación, muy importantes líneas, gracias

  • PATRICIO EDUARDO MIÑO HIDALGO
    20 marzo, 2015 a las 5:28 PM

    gracias por los consejos quem me han dado muchas gracias felicidades bendiciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

VOLVER ARRIBA

Me gusta Facebook

Estadísticas del blog

Sigue el blog por Email

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.984 suscriptores

+34 999 999 999

Visita nuestra tienda física en Quito. Buscanos en google maps como pizarras visual

0998367858, 0233127386, 023318760
De 8 am. a 1 pm. y de 2:30 pm. a 5 p.m.
A %d blogueros les gusta esto: